La Formación Profesional dual potencia la inserción laboral de los jóvenes en España

Uno de cada cuatro aprendices logran ser indefinidos al finalizar el segundo año, frente a uno de cada 100 contratados de manera temporal, según el último informe publicado por Fedea

 

Contrato de formación y aprendizaje

Los contratos de formación y aprendizaje durante varios años favorecen la empleabilidad de los jóvenes, sus posibilidades de acceder a un empleo indefinido y la duración de empleos futuros, con independencia del nivel educativo previo, según un informe de Fedea.

El contrato de formación y aprendizaje ha llegado a convertirse en una lanzadera muy potente a la hora de hablar de empleo indefinido, ya que entre el 25% y el 35% de los jóvenes acogidos a este tipo de contrato consiguen un empleo indefinido al finalizar el segundo y tercer año, frente al 1% de los jóvenes que lo adquieren habiendo sido contratados con un contrato temporal de la misma duración.

Esta modalidad de contrato acelera el acceso a un empleo fijo, el problema es que en España se hacen muy pocos contratos de formación y aprendizaje. A esto hay que sumarle que menos del 10% de ellos duran más de un año, y de hecho, menos de una quinta parte de los aprendices llega a tener un contrato de aprendizaje de dos o más años.

Según ha hecho público Fedea, realizar en un contrato de aprendizaje de tres años de duración «duplica» las posibilidades de conseguir un contrato indefinido en un periodo de siete años frente a los que acceden al mercado laboral con un contrato laboral de la misma duración.

Esto se traduce en que cerca del 80% de las personas que comienzan su vida laboral con un contrato de aprendizaje de tres años de duración encuentran un empleo indefinido en los primeros siete años, en contraste con el 40% de los que consiguen habiendo entrado al mercado laboral como trabajadores temporales.

Los contratos de formación y aprendizaje están destinado a jóvenes con edades comprendidas entres 16 y 30 años, que no tengan cualificación para un contrato en prácticas. Su duración mínima es de seis meses y la máxima de tres años. Estos contratos cuentan con un salario cuya cuantía no puede ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional, y las empresas que los efectúan cuentan con bonificaciones a la Seguridad Social.

Llegados a este punto, se está debatiendo una nueva reforma de esta modalidad de contrato. Por un lado se plantea mantener el límite máximo en la edad de los contratados, aumentar la duración del contrato de aprendizaje, no diluir la calidad de la formación que se presta y que el apoyo económico que reciben los aprendices se prolongue durante todo el programa o se pague al final para evitar abandonos prematuros.

Para Fedea, es necesario evitar la diferencia en las condiciones económicas de los estudiantes de Formación Profesional (FP) dual, que reciben una beca, y los aprendices con contrato de aprendizaje, que cobran un salario, desincentive a los jóvenes a obtener un título en educación secundaria o FP.

 

CINCO AÑOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL DUAL

Los contratos de aprendizaje constituyen el segundo pilar de la FP dual. En comparación con la FP presencial, en la Comunidad de Madrid los resultados son muy favorables. Pues el rendimiento de los jóvenes que se acogen a la formación profesional dual es «sustancialmente mejor», no sólo en tema de inserción laboral, sino también en el número de horas trabajadas, acceso a un mejor contrato e ingresos.

En líneas generales, los graduados en FP dual acumulan un 27% más de días de trabajo durante el primer año y un 32% más de ingreso salarial con respecto a los graduados en FP presencial.

La Comunidad de Madrid cuanta con un modelo de implantación que se divide en; asistencia durante el primer año en centro formativo y prácticas reales durante el segundo año en una empresa. El resto de comunidades alternan formación teórica con práctica durante lo dos años que componen el certificado.

Madrid ha detectado trasvases de una FP a otra por falta de información, un tema sobre el que también hace hincapié Fedea. De cara a futuros cambios en la FP dual, la institución apuesta por adaptar a los ciclos a las necesidades de las empresas, proporcionar formación de calidad y ayudar a las pymes a implementar sistema, ya que constituyen la mayoría del tejido productivo en España.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Los campos obligatorios están marcados *