LA FORMACIÓN Y ESPECIALIZACIÓN DE LOS JÓVENES, PIEZA CLAVE PARA LA INSERCIÓN LABORAL Y EL DESARROLLO PROFESIONAL

LOS JÓVENES QUE DEMANDAN LAS EMPRESAS.

 

Formar y capacitar a los jóvenes para el acceso a un empleo es el objetivo de las iniciativas que han puesto en marcha distintas organizaciones. Con ellas pretenden captar la atención de este colectivo para renovar sus plantillas o aumentar sus posibilidades de acceder a un empleo.

 

Prácticas, becas o los programas de Formación Profesional Dual son algunas de las opciones que ofrece el mercado laboral a los más jóvenes.

La Generación Z (nacidos entre 1994 y 2010) deja viejos a los Millennials y se convierte en el colectivo más atractivo para las empresas. Prueba de ello es que, según el último análisis de Randstad, el 66,5% de los menores de 25 años está trabajando. Es la mejor tasa de la década. Construcción es el sector en el que más aumenta la ocupación de los jóvenes en el último año (15,6%), seguido de servicios (8,5%) e industria (2,9%).

El grupo de recursos humanos detecta que es la segunda tasa más elevada de la última década, sólo superada en 2008 (71%), el punto en el que comenzaron cinco años consecutivos de caídas. Este porcentaje registró su menor volumen en 2013, año en que bajó hasta el 45,1%. A partir de este momento, el colectivo de ocupados ha crecido durante cinco ejercicios consecutivos, hasta el 66,5% actual. Estos datos confirman una mejora en el empleo para los jóvenes que, en parte, son el reflejo de los programas que desarrollan las empresas para llamar la atención de los que se estrenan en el mercado laboral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Los campos obligatorios están marcados *